Definiciones y diagnóstico

Presentation

Definiciones y diagnóstico

1 / 42

Definiciones y diagnóstico

Index
  1. Definiciones y diagnóstico
  2. Definiciones
  3. Depresión
  4. Depresión
  5. La depresión es un trastorno heterogéneo desde el punto de vista clínico
  6. Los síntomas cognitivos de la depresión tienen un impacto negativo en muchos aspectos de la vida del paciente
  7. Síntomas de TDM: Asociación Psiquiátrica Estadounidense
  8. Síntomas de TDM: Escala de Depresión de Montgomery-Åsberg
  9. El curso del TDM
  10. El TDM es un trastorno complejo, a menudo recurrente y remitente
  11. Depresión: signos y síntomas
  12. Definiciones de términos epidemiológicos
  13. Definiciones de carga de la enfermedad y términos epidemiológicos clave
  14. Definiciones de evolución clínica y resultados del tratamiento I
  15. Definiciones de evolución clínica y resultados del tratamiento
  16. Diagnóstico, signos y síntomas
  17. Signos y síntomas de depresión: criterios de diagnóstico
  18. La depresión es un trastorno heterogéneo desde el punto de vista clínico
  19. Depresión: Niveles de gravedad
  20. La depresión en los manuales diagnósticos
  21. Depresión – DSM-5: Actualizaciones del DSM-IV
  22. Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV) para la depresión mayor
  23. Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV) para la depresión mayor
  24. Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-5) para la depresión mayor
  25. Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-5) para la depresión mayor
  26. Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV y DSM-5) para la depresión mayor
  27. Depresión: clasificación de CIE-10 de la OMS de trastornos mentales y conductuales
  28. La depresión puede evaluarse desde diferentes perspectivas
  29. Instrumentos de detección frecuentes para el TDM
  30. Escala de Valoración de la Depresión de Hamilton (Hamilton Depression Rating Scale, HAMD)
  31. Escala de Montgomery-Åsberg para la Evaluación de la Depresión (Montgomery-Åsberg Depression Rating Scale, MADRS)
  32. Escala de Valoración de la Depresión Infantil - Revisada (CDRS-R)
  33. Inventario de Depresión de Beck (BDI-II)
  34. Escala de Depresión Geriátrica (Geriatric Depression Scale, GDS)
  35. Escala de Depresión del Centro de Estudios Epidemiológicos (Center for Epidemiologic Studies Depression Scale, CES-D)
  36. Cuestionario de Salud del Paciente (Patient Health Questionnaire, PHQ2 o PHQ9)
  37. Inventario de Comportamiento General, Escala de Depresión de 10 elementos (General Behavior Inventory 10-Item Depression Scale, GBI-10D)
  38. Las escalas de valoración de la depresión miden la reducción de los síntomas en los ensayos clínicos, pero raramente se utilizan en la práctica clínica
  39. Hay múltiples maneras de medir los resultados clínicos en la depresión
  40. Deterioro funcional en el TDM
  41. La psicopatología notificada por el paciente es significativa entre los criterios clínicos de remisión
  42. La definición del éxito del tratamiento en la depresión ha evolucionado
1 / 8
Definiciones y diagnóstico
1 / 8
Definiciones
1 / 8
Depresión
Información
Referencias

Esta diapositiva muestra las definiciones principales de depresión basadas en el sistema de clasificación CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud o el sistema DSM-IV y DSM-5 de la Asociación Psiquiátrica Estadounidense

NICE CG90. Depression in adults: recognition and management. 2009. Update April 2016 Available at: https://www.nice.org.uk/guidance/cg90 Accessed April 2016

WHO. ICD-10 Classification .1993. Available from: http://www.who.int/classifications/icd/en/GRNBOOK.pdf. Accessed April 2016

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition:  American Psychiatric Association. 1994:866

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  American Psychiatric Association. 2013

1 / 8
Depresión
Referencias

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  American Psychiatric Association. 2013

1 / 8
La depresión es un trastorno heterogéneo desde el punto de vista clínico
Referencias

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Health Disorders. 5th ed. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2013.

Jaeger J et al. Psychiatry Res 2006;145:39–48.

World Health Organization Depression Fact Sheet N369. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs369/en/#. Accessed August 2015.

Hammar A, Ardal G. Front Hum Neurosci 2009;3:26. doi: 10.3389/neuro.09.026.2009.
 

1 / 8
Los síntomas cognitivos de la depresión tienen un impacto negativo en muchos aspectos de la vida del paciente
Referencias

McIntyre RS et al. Depress Anxiety 2013;30(6):515–527

Hammar A, Ardal G. Front Hum Neurosci 2009;3:26. doi: 10.3389/neuro.09.026.2009

 

1 / 8
Síntomas de TDM: Asociación Psiquiátrica Estadounidense
Información
Referencias

La Asociación Psiquiátrica Estadounidense (American Psychiatric Association, APA) describe nueve síntomas depresivos con fines diagnósticos.[APA, 2013]

Estado de ánimo deprimido

  • Los pacientes pueden describir su estado de ánimo como depresivo, triste, desesperanzado, desalentado o “por los suelos”.[APA, 2013] De forma alternativa, el paciente puede describir que no tiene ningún sentimiento en absoluto o que tienen sensación de ansiedad.[APA, 2013]
  • El estado de ánimo bajo varía poco de día en día y no responde a las circunstancias.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • Muchas personas van a comunicar o mostrar una mayor irritabilidad, p. ej., un enfado persistente, hostilidad o tendencia a responder a los acontecimientos con una ira expresada externamente, que van de la tendencia a la discusión a la ira.[APA, 2013; Judd et al., 2013]
  • Se requiere al menos uno entre “estado de ánimo depresivo” o “pérdida de interés o placer” para un diagnóstico de TDM, de acuerdo con los criterios de la APA (ver sección sobre Diagnóstico de TDM).[APA, 2013]

 
Pérdida de interés o placer

  • La pérdida de interés o placer (conocida como “anhedonia”) en todas o casi todas las actividades, está casi siempre presente.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • Las personas pueden informar que sienten menos interés por aficiones, que “les da igual” o que no disfrutan con las actividades que antes consideraban agradables.[APA, 2013]
  • Los miembros de la familia, más que el paciente, pueden ser los que observan el retraimiento social o el abandono de actividades agradables.[APA, 2013]
  • Algunos pacientes pueden experimentar una reducción significativa de los niveles de interés o deseo sexual (es decir, disminución de la libido).[APA, 2013; WHO, 2010]
  • Se requiere al menos uno entre “estado de ánimo depresivo” o “pérdida de interés o placer” para un diagnóstico de TDM, de acuerdo con los criterios de la APA (ver sección sobre Diagnóstico de TDM).[APA, 2013]

 
Agitación psicomotriz/retraso psicomotor

  • La “agitación psicomotriz” describe incapacidad de estarse quieto; deambular y agitar las manos; o tirar de o frotar la piel, la ropa u otros objetos.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • El “retraso psicomotor” describe ralentización del habla, del pensamiento y de los movimientos corporales; pausas mayores antes de responder; o habla que disminuye en volumen, inflexión, cantidad o variedad de contenido, o enmudecimiento.[APA, 2013; WHO, 2010]

 
Inutilidad/culpa

  • La autoestima y la autoconfianza casi siempre se reducen; los sentimientos de inutilidad o de culpa excesiva o inapropiada (que pueden ser delirantes) pueden estar presentes.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • El sentido de inutilidad o culpa puede incluir evaluaciones negativas no realistas de la propia valía, o preocupaciones o rumiaciones culpables sobre pequeños fallos pasados.[APA, 2013]
  • A menudo, las personas interpretan erróneamente acontecimientos diarios neutrales o triviales como una prueba de sus defectos personales.[APA, 2013]

 
Disfunción cognitiva

  • Muchas personas comunican un deterioro en la capacidad de pensar, concentrarse, recordar cosas o tomar decisiones incluso pequeñas.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • A menudo, los pacientes que participen en actividades de gran exigencia cognitiva son incapaces de funcionar.[APA, 2013]

 
Fatiga

  • La disminución de la energía, el cansancio y la fatiga son frecuentes.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • Incluso las tareas más pequeñas parecen requerir un esfuerzo considerable y generan un cansancio destacado.[APA, 2013; WHO, 2010]
  • Los pacientes pueden quejarse de que, por ejemplo, lavarse y vestirse por la mañana resulta agotador y tardan el doble de tiempo de lo habitual.[APA, 2013]

 
Pensamientos de muerte/ideas suicidas

  • Los pensamientos recurrentes de muerte, las ideas suicidas o los intentos de suicidio son frecuentes.[APA, 2013]
  • La gravedad de las ideas suicidas va de un deseo pasivo de no despertarse por la mañana o la creencia de que otros estarían mejor si la persona estuviese muerta, a pensamientos transitorios pero recurrentes de cometer suicidio, a un plan de suicidio específico.[APA, 2013]

 
Cambio de peso/apetito

  • Los pacientes pueden experimentar una reducción o un aumento del apetito, que puede presentarse como pérdida de peso significativa (sin dieta) o aumento de peso.[APA, 2013]
  • Algunos pacientes comunican que se tienen que esforzar para comer; otros informan de antojos por alimentos específicos (p. ej., dulces u otros carbohidratos).[APA, 2013]

 
Alteraciones del sueño

  • Normalmente el sueño se ve alterado y esto puede tomar la forma de dificultad para dormir (insomnio) o dormir excesivamente (hipersomnia).[APA, 2013; WHO, 2010]
  • El “insomnio inicial” es tener dificultad para conciliar el sueño, “el insomnio medio” es despertarse durante la noche y después tener dificultades para volver a dormir, e “insomnio terminal” es despertarse demasiado pronto y no poder volver a dormir.[APA, 2013]
  • La hipersomnia puede tomar la forma de un sueño prolongado por la noche o de un mayor sueño diurno.[APA, 2013]

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Fifth Edition (DSM-5™). © American Psychiatric Association, 2013.

World Health Organization (WHO). International Statistical Classification of Diseases and Related Health Problems 10th Revision (ICD-10) Version for 2010. http://apps.who.int/classifications/icd10/browse/2010/en. Accessed 12th March 2014.

Judd LL, Schettler PJ, Coryell W, et al. Overt irritability/anger in unipolar major depressive episodes: past and current characteristics and implications for long-term course. JAMA Psychiatry 2013; 70 (11): 1171–1180.

1 / 8
Síntomas de TDM: Escala de Depresión de Montgomery-Åsberg
Información
Referencias

La escala de evaluación de la depresión de Montgomery-Åsberg (MADRS), diseñada para ser sensible a los efectos de los antidepresivos, incluye diez síntomas depresivos, seis de los cuales se describen como “síntomas principales”.[Montgomery & Asberg, 1979; Bech et al., 2002]

Elemento 1 de MADRS. Tristeza aparente
Representa abatimiento, melancolía y desesperanza (más que solo el ánimo bajo transitorio ordinario), reflejado en el habla, la expresión facial y la postura.[Montgomery & Asberg, 1979]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]
 
Elemento 2 de MADRS. Tristeza notificada
Representa descripción de estado de ánimo depresivo, independientemente de si se refleja en el aspecto o no.1 Incluye ánimo bajo, abatimiento o la sensación de irremediabilidad y sin esperanza.[Montgomery & Asberg, 1979]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]

Elemento 3 de MADRS. Tensión interna
Representa sentimientos de malestar vago, nerviosismo, agitación interna, tensión mental que evoluciona a pánico, temor o angustia.[Montgomery & Asberg, 1979]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]
 
Elemento 4 de MADRS. Reducción del sueño
Representa la experiencia de una menor duración o profundidad del sueño en comparación con el patrón habitual del sujeto cuando está bien.[Montgomery & Asberg, 1979]
 
Elemento 5 de MADRS. Reducción del apetito
Representa la sensación de pérdida del apetito respecto a cuando está bien.[Montgomery & Asberg, 1979]
 
Elemento 6 de MADRS. Dificultades de concentración
Representa dificultades para recoger los pensamientos que evolucionan a falta de concentración incapacitante.[Montgomery & Asberg, 1979]
 
Elemento 7 de MADRS. Laxitud
Representa una dificultad para comenzar o una lentitud en el inicio y la realización de actividades cotidianas.[Montgomery & Asberg, 1979]
Algunos elementos se corresponden también con el retraso psicomotor en el sistema APA.[APA, 2013]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]
 
Elemento 8 de MADRS. Incapacidad para sentir
Representa la experiencia subjetiva de un menor interés por el entorno o por actividades que normalmente generan placer.[Montgomery & Asberg, 1979] La capacidad de reaccionar con la emoción adecuada a las circunstancias o personas es reducida.[Montgomery & Asberg, 1979]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]
 
Elemento 9 de MADRS. Pensamientos pesimistas
Representa pensamientos de culpa, inferioridad, autorreproche, maldad, remordimiento y ruina.[Montgomery & Asberg, 1979]
Este elemento es un síntoma fundamental en MADRS.[Bech et al., 2002]
 
Elemento 10 de MADRS. Ideas suicidas
Representa la sensación de que la vida no merece la pena, que una muerte natural sería bienvenida, pensamientos suicidas y preparaciones para el suicidio.[Montgomery & Asberg, 1979]

Montgomery SA, Asberg M. A new depression scale designed to be sensitive to change. Br J Psychiatry 1979; 134: 382–389.

Bech P, Tanghøj P, Andersen HF, Overø K. Citalopram dose-response revisited using an alternative psychometric approach to evaluate clinical effects of four fixed citalopram doses compared to placebo in patients with major depression. Psychopharmacology (Berl) 2002; 163 (1): 20–25.

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. Fifth Edition (DSM-5™). © American Psychiatric Association, 2013.

1 / 8
El curso del TDM
Información
Referencias

Esta diapositiva ilustra el curso típico de la enfermedad para los pacientes con depresión. La interrupción del tratamiento antidepresivo en la fase aguda antes de la remisión sintomática completa aumenta drásticamente la probabilidad de recaída del episodio original, y la interrupción del tratamiento durante la fase de continuación después de la remisión sintomática aumenta el riesgo de recaída. La interrupción del tratamiento durante la fase de mantenimiento, que comienza después de la recuperación completa, aumenta el riesgo de desarrollar un nuevo episodio depresivo (es decir, recurrencia).

El resultado óptimo para un paciente con trastorno depresivo mayor (TDM) es la recuperación completa del episodio depresivo mayor y no volver a nunca a estar deprimido.[Nierenberg & DeCecco, 2001] El tratamiento del TDM se divide en tres fases, que se corresponden con diferentes etapas de la enfermedad.[Sadock & Sadock, 2009] Cada una de estas fases tiene un objetivo de tratamiento diferente.[Sadock & Sadock, 2009]

Fase aguda
La “fase aguda del tratamiento” del TDM se produce durante un episodio depresivo mayor; va desde el inicio del tratamiento hasta que se consigue la remisión.[Bauer et al., 2013; Kupfer, 1991] Los objetivos de la fase aguda del tratamiento son lograr la remisión (eliminación de los síntomas, de manera que no se cumplan los criterios de episodio depresivo mayor), y una mejora en el funcionamiento y en la calidad de vida. [Bauer et al., 2013; APA, 2010] La remisión es un criterio de valoración clínicamente significativo: los pacientes que consiguen la remisión tienen menos probabilidad de recaída que los pacientes que no consiguen la remisión.[APA, 2010; Rush et al., 2006] La respuesta, es decir, una mejoría del 50 % con respecto al inicio en la puntuación de una escala de valoración de la depresión, es un objetivo de tratamiento intermedio; se utiliza para evaluar si un tratamiento está beneficiando al paciente o no.[Bauer et al., 2013]

Fase de continuación
La “fase de continuación del tratamiento” del TDM sigue a la fase aguda del tratamiento, es decir, comienza cuando se consigue la remisión.[Bauer et al., 2013; Kupfer, 1991] Los objetivos de la fase de continuación del tratamiento son prevenir una recaída (una vuelta a los síntomas suficiente para cumplir los criterios de episodio depresivo mayor) en el periodo vulnerable inmediatamente después de la remisión, eliminar cualquier síntoma no resuelto, y restaurar el nivel de funcionamiento psicosocial y ocupacional del paciente, al menos a los niveles que se observaban antes del episodio actual y, si es posible, a los niveles que se observaban antes de la aparición del TDM.[Bauer et al., 2013; APA, 2010] La fase de continuación del tratamiento sigue hasta que se consigue la recuperación (el final de un episodio depresivo mayor).[Bauer et al., 2013] El momento de la recuperación es difícil de identificar en la práctica clínica.[Bauer et al., 2013]

Fase de mantenimiento
La “fase de mantenimiento del tratamiento” del TDM sigue a la fase de continuación del tratamiento, siempre que el paciente no sufra una recaída.[Bauer et al., 2013; Kupfer, 1991] Los objetivos de la fase de mantenimiento del tratamiento son prevenir un nuevo episodio de depresión (recurrencia), prevenir el suicidio y permitir una recuperación funcional completa y duradera.[Bauer et al., 2013] Normalmente, el tratamiento de mantenimiento está indicado en pacientes con TDM crónico/recurrente (es decir, aquellos propensos a la recurrencia).[APA, 2010]

Nierenberg AA, DeCecco LM. Definitions of antidepressant treatment response, remission, nonresponse, partial response, and other relevant outcomes: a focus on treatment-resistant depression. J Clin Psychiatry 2001; 62 (Suppl 16): 5–9.

Sadock BJ, Sadock VA, Ruiz P (eds). Kaplan & Sadock’s Comprehensive Textbook of Psychiatry. 9th Edition. Vol 1–2. © Lippincott Williams & Wilkins, 2009.

Bauer M, Pfennig A, Severus E, et al.; World Federation of Societies of Biological Psychiatry (WFSBP) Task Force on Unipolar Depressive Disorders. WFSBP guidelines for biological treatment of unipolar depressive disorders, part 1: update 2013 on the acute and continuation treatment of unipolar depressive disorders. World J Biol Psychiatry 2013; 14 (5): 334–385.

Kupfer DJ. Long-term treatment of depression. J Clin Psychiatry 1991; 52 (Suppl 5): 28–34.

American Psychiatric Association. Practice Guideline for the Treatment of Patients with Major Depressive Disorder. 3rd Edition. © American Psychiatric Association, 2010. http://psychiatryonline.org/guidelines.aspx. Accessed November 2017.

Nelson JC, Pikalov A, Berman RM. Augmentation treatment in major depressive disorder: focus on aripiprazole. Neuropsychiatr Dis Treat 2008; 4 (5): 937–948.

Rush AJ, Trivedi MH, Wisniewski SR, et al. Acute and longer-term outcomes in depressed outpatients requiring one or several treatment steps: a STAR*D report. Am J Psychiatry 2006; 163 (11): 1905–1917.

1 / 8
El TDM es un trastorno complejo, a menudo recurrente y remitente
Información
Referencias

La diapositiva anterior ilustra la evolución característica de la enfermedad para los pacientes con depresión; ya sea que reciban solo tratamiento de la fase aguda o tratamiento a más largo plazo para prevenir la recaída. También destaca que el tratamiento a largo plazo de la depresión con antidepresivos beneficia a muchos pacientes al[Kupfer, 1991] reducir la probabilidad de recaída o recurrencia y[Eaton, 2008] aumentar la cantidad de tiempo que se pasa asintomático entre los episodios. 

La interrupción del tratamiento antidepresivo en la fase aguda antes de la remisión sintomática completa aumenta drásticamente la probabilidad de recaída del episodio original, y la interrupción del tratamiento durante la fase de continuación después de la remisión sintomática aumenta el riesgo de recaída. 

La interrupción del tratamiento durante la fase de mantenimiento, que comienza después de la recuperación completa, aumenta el riesgo de desarrollar un nuevo episodio depresivo (es decir, recurrencia).
 

Kupfer DJ. J Clin Psychiatry 1991;52(suppl):28–34.

Eaton WW et al. Arch Gen Psychiatry 2008;65:513–520

1 / 8
Depresión: signos y síntomas
Información
Referencias

La diapositiva tiene como objetivo dar una definición sencilla de los signos y síntomas. También destaca que los criterios utilizados en los manuales de diagnóstico cubren todos los signos y síntomas principales de la depresión.

Shivani, et al. Alcohol Research & Health. 2002;26:90-8

1 / 8
Definiciones de términos epidemiológicos
Información
Referencias

La diapositiva explica la diferencia entre la prevalencia y la incidencia como términos epidemiológicos clave. Aunque la prevalencia es el número de personas con enfermedad, en una población determinada, en un momento concreto, la incidencia se centra en el número de personas nuevas con enfermedad durante un periodo de tiempo especificado, en una población determinada.

Last JM. A dictionary of epidemiology. New York: Oxford University Press, 2000.

1 / 8
Definiciones de carga de la enfermedad y términos epidemiológicos clave
Información
Referencias

Esta diapositiva proporciona definiciones de los términos epidemiológicos clave utilizados en los estudios para cuantificar la carga de una enfermedad. El término definido es la carga de la enfermedad (CdE), los años de vida ajustados en función de la calidad (AVAC), los años de vida perdidos (AVP), los años de vida con discapacidad (AVD), los años de vida ajustados en función de la discapacidad (AVAD) y la esperanza de vida en un estado saludable, o la esperanza de vida ajustada por la salud (EVAS)

Last JM. A dictionary of epidemiology. New York: Oxford University Press, 2000; 

http://www.healthdata.org/sites/default/files/files/policy_report/2013/G... Accessed April 2014.
 

1 / 8
Definiciones de evolución clínica y resultados del tratamiento I
Referencias

Nierenberg et al. J Clin Psychiatry 2003; 64 (suppl 15): 13–17; page 13 (‘Remission, relapse, recurrence’ section)

Riso et al. J Affect Disord 1997; 43 (2): 131–142

Nierenberg & DeCecco. J Clin Psychiatry 2001; 62 (suppl 16): 5–9; page 8

Frank et al. Arch Gen Psychiatry 1991; 48 (9): 851–855; page 853.

Keller MB. Long-term treatment of recurrent and chronic depression. J Clin Psychiatry 2001; 62 Suppl 24: 3–5.

Lavori PW, Keller MB, Mueller TI, et al. Recurrence after recovery in unipolar MDD: an observational follow-up study of clinical predictors and somatic treatment as a mediating factor. Int J Methods Psychiatr Res 1994; 4 (4): 211–229.
 

1 / 8
Definiciones de evolución clínica y resultados del tratamiento
Información
Referencias

El TDM es un trastorno crónico, caracterizado con mayor frecuencia por recaídas y recurrencias.[Frank et al., 1991] La recaída puede definirse como un episodio de TDM que se produce en los 6 meses siguientes a la respuesta o remisión;[Nierenberg & Petersen 2003; Riso et al., 1997] En teoría, la recaída significa la vuelta de un episodio depresivo mayor, en lugar de un nuevo episodio.[Frank et al., 1991; Nierenberg & DeCecco, 2001] La recurrencia puede definirse como un episodio depresivo que se produce después de 6 meses tras la respuesta o remisión.[Nierenberg & Petersen 2003; Riso et al., 1997] En teoría, la recurrencia significa el inicio de un nuevo episodio depresivo mayor.[Frank et al., 1991; Nierenberg & DeCecco, 2001] Los estudios naturalistas han descubierto que la mayoría de los pacientes finalmente experimentarán recaída o recurrencia si se les hace un seguimiento durante un periodo prolongado de tiempo sin tratamiento mantenido.[Lavori et al., 1994; Nierenberg & DeCecco, 2001] Después de un episodio depresivo agudo, casi el 90 % de los pacientes podría volver a sufrir depresión en los próximos 15 años.[Keller et al, 2001; Nierenberg & DeCecco, 2001]

Frank E, Prien RF, Jarrett RB, et al. Conceptualization and rationale for consensus definitions of terms in major depressive disorder. Remission, recovery, relapse, and recurrence. Arch Gen Psychiatry 1991; 48 (9): 851–855.

Keller MB. Long-term treatment of recurrent and chronic depression. J Clin Psychiatry 2001; 62 Suppl 24: 3–5.

Lavori PW, Keller MB, Mueller TI, et al. Recurrence after recovery in unipolar MDD: an observational follow-up study of clinical predictors and somatic treatment as a mediating factor. Int J Methods Psychiatr Res 1994; 4 (4): 211–229.

Nierenberg AA, DeCecco LM. Definitions of antidepressant treatment response, remission, nonresponse, partial response, and other relevant outcomes: a focus on treatment-resistant depression. J Clin Psychiatry 2001; 62 Suppl 16: 5–9.

Nierenberg AA, Petersen TJ, Alpert JE. Prevention of relapse and recurrence in depression: the role of long-term pharmacotherapy and psychotherapy. J Clin Psychiatry 2003; 64 Suppl 15: 13–17.

Riso LP, Thase ME, Howland RH, et al. A prospective test of criteria for response, remission, relapse, recovery, and recurrence in depressed patients treated with cognitive behavior therapy. J Affect Disord 1997; 43 (2): 131–142

1 / 8
Diagnóstico, signos y síntomas
1 / 8
Signos y síntomas de depresión: criterios de diagnóstico
Información
Referencias

Esta diapositiva presenta los signos y síntomas enumerados en los principales manuales de diagnóstico, DSM-IV, DSM-5 y CIE10 utilizados para describir los criterios de diagnóstico. En la diapositiva se resalta el alto nivel de concordancia entre los manuales. La baja autoestima o confianza en uno mismo se enumera como criterio independiente en el CIE-10, a diferencia del DSM-IV o el DSM-5. Sin embargo, a menudo la baja autoestima se considera junto con sentimientos de inutilidad y culpa inapropiada y, como tal, no representa necesariamente un criterio en sí mismo, que no se reconocería utilizando los manuales de DSM-IV o DSM-5.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition:  American Psychiatric Association. 1994:866

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  American Psychiatric Association. 2013

WHO. ICD-10 Classification .1993. Available from: http://www.who.int/classifications/icd/en/GRNBOOK.pdf. Accessed April 2016
 

1 / 8
La depresión es un trastorno heterogéneo desde el punto de vista clínico
Información
Referencias

Esta diapositiva amplía los signos y síntomas utilizados para definir los criterios diagnósticos, para resaltar la heterogeneidad de la enfermedad. También destaca que la enfermedad afecta a todos los aspectos de la vida diaria. Los deterioros funcionales de la vida real afectan a las actividades sociales, laborales, familiares y cotidianas, de las cuales forman parte los signos y síntomas enumerados. Los signos y síntomas se agrupan por categorías emocional, cognitiva y física.

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, Fifth Edition. Arlington, VA: APA; 2013.

World Federation for Mental Health. Depression: a global crisis. 10 October 2012. Available at http://www.who.int

Fehnel et al. CNS spectrums 2013 (1-10)

Hammar et al. Front in Hum Neurosci 3 (2009)

Bair M. Archives of internal medicine 163.20 (2003): 2433-2445

Clayton A. Effects of Psychiatric Illness and Medication on Sexual Function http://www.medscape.org/viewarticle/482059_3; accessed 29 September 2014

1 / 8
Depresión: Niveles de gravedad
Información
Referencias

Existen varios niveles de depresión que incluyen leve, moderada y grave. La tabla muestra las definiciones de depresión del DSM-IV. Una evaluación exhaustiva de la depresión no debe basarse simplemente en un recuento de síntomas, sino que debe tener en cuenta el grado de deterioro funcional y/o discapacidad.

Nota: El NICE define las intensidades de la depresión según DSM-IV. El CIE-10 es similar, pero el umbral de depresión leve es más bajo con 4 síntomas.

NICE CG90. Depression in adults: recognition and management. 2009. Update April 2016 Available at: https://www.nice.org.uk/guidance/cg90 Accessed April 2016; 

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-5 2013.

1 / 8
La depresión en los manuales diagnósticos
Información
Referencias

Principales manuales que se usan para el diagnóstico de la depresión.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition:  American Psychiatric Association. 1994:866; 

WHO. ICD-10 Classification .1993. Available from: http://www.who.int/classifications/icd/en/GRNBOOK.pdf. Accessed April 2016; 

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  American Psychiatric Association. 2013

1 / 8
Depresión – DSM-5: Actualizaciones del DSM-IV
Información
Referencias

Highlights of Changes from DSM-IV-TR to DSM-5. American Psychiatric Association 2013. Available from: http://www.psychiatry.org/dsm5  Accessed April 2016

Aunque el duelo puede precipitar una depresión mayor en personas especialmente vulnerables (es decir, que ya han sufrido una pérdida significativa o padecen otros trastornos mentales), cuando la pena y la depresión coexisten, la pena es más intensa y prolongada que la pena sin depresión mayor. A pesar de cierto solapamiento entre la tristeza y el TDM, estos son diferentes de forma importante y, por lo tanto, deben distinguirse por separado para permitir que las personas se beneficien del tratamiento más adecuado.[APA, 2016a]

Se puede diagnosticar una forma más crónica de depresión, el trastorno depresivo persistente (distimia), cuando la alteración del estado de ánimo continúa durante al menos 2 años en adultos o 1 año en niños. Este diagnóstico, nuevo en DSM-5, incluye tanto categorías diagnósticas de DSM-IV de depresión mayor crónica como distimia.[APA, 2013]

En DSM-IV, el diagnóstico de episodio mixto requería que una persona cumpliese simultáneamente todos los criterios para un episodio de depresión mayor y un episodio de manía. Durante su revisión de la última investigación, el grupo de trabajo de trastornos del estado de ánimo de DSM-5 reconoció que las personas rara vez cumplen los criterios completos de ambos tipos de episodios al mismo tiempo. A fin de ser diagnosticado con la nueva especificación en el caso de depresión mayor, la nueva especificación del DSM-5 requerirá la presencia de al menos tres síntomas maníacos/hipomaníacos que no se solapasen con síntomas de depresión mayor. En caso de manía o hipomanía, la especificación requerirá la presencia de al menos tres síntomas de depresión junto con el episodio de manía/hipomanía.[APA, 2016b]

 
 

American Psychiatric Association_DSM-5-Depression-Bereavement-Exclusion: https://www.psychiatry.org/File%20Library/Psychiatrists/Practice/DSM/APA..., last assessed April 2016

American Psychiatric Association (APA). Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  APA. 2013

Source: American Psychiatric Association_DSM-5-Mixed-Features-Specifier, Changes in the new edition: Mixed features. Available: https://www.psychiatry.org/File%20Library/Psychiatrists/Practice/DSM/APA..., last assessed April 2016

1 / 8
Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV) para la depresión mayor
Información
Referencias

El Manual de Diagnóstico y Estadística (Diagnostic and Statistical Manual, DSM) de los trastornos mentales lo publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y proporciona criterios estándar para la clasificación de trastornos mentales. Ahora se encuentra en su quinta edición, DSM-5, que se publicó en 2013.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition:  American Psychiatric Association. 1994:866
 

1 / 8
Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV) para la depresión mayor
Información
Referencias

D - No se puede llegar a un diagnóstico si el paciente presenta un trastorno por abuso de sustancias.

El Manual de Diagnóstico y Estadística (Diagnostic and Statistical Manual, DSM) de los trastornos mentales lo publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y proporciona criterios estándar para la clasificación de trastornos mentales. Ahora se encuentra en su quinta edición, DSM-5, que se publicó en 2013. Las tres diapositivas siguientes resumen los cambios.
 

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition: American Psychiatric Association. 1994:866
 

1 / 8
Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-5) para la depresión mayor
Información
Referencias

El Manual de Diagnóstico y Estadística (Diagnostic and Statistical Manual, DSM) de los trastornos mentales lo publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y proporciona criterios estándar para la clasificación de trastornos mentales. Ahora se encuentra en su quinta edición, DSM-5, que se publicó en 2013.

La diapositiva representa los criterios diagnósticos para un episodio depresivo mayor según el DSM-5. Tenga en cuenta que los criterios A-C representan un episodio depresivo mayor

Criterio A Cinco (o más) de los siguientes síntomas han estado presentes durante el mismo periodo de 2 semanas y representan un cambio desde el funcionamiento anterior: al menos uno de los síntomas es (1) estado de ánimo depresivo o (2) pérdida de interés o placer.
Nota: No incluya síntomas claramente atribuibles a otra afección médica.

Criterio B: (diapositiva siguiente) 

Criterio C: (diapositiva siguiente) 

Nota: Las respuestas a una pérdida significativa (por ejemplo, duelo, ruina económica, pérdidas por un desastre natural, una enfermedad o discapacidad médicas graves) pueden incluir las sensaciones de tristeza intensa, rumiación psicológica sobre la pérdida, insomnio, poco apetito y pérdida de peso anotada en el criterio A, que puede parecerse a un episodio depresivo. Aunque dichos síntomas pueden ser comprensibles o considerados adecuados para la pérdida, también deben considerarse detenidamente la presencia de un episodio depresivo mayor además de la respuesta normal a una pérdida significativa. Esta decisión requiere inevitablemente el ejercicio del juicio clínico basado en los antecedentes de la persona y en las normas culturales para la expresión de la angustia en el contexto de la pérdida.

Criterio D. La aparición del episodio depresivo mayor no se explica mejor por trastorno esquizoafectivo, esquizofrenia, trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante u otro trastorno del espectro de la esquizofrenia especificado y no especificado u otros trastornos psicóticos.

Criterio E. Nunca ha habido un episodio de maníaco ni un episodio de hipomanía. Nota: Esta exclusión no se aplica si todos los episodios de tipo maníaco o hipomaníaco son inducidos por sustancias o son atribuibles a los efectos fisiológicos de otra patología
médica.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition: American Psychiatric Association. 2013

1 / 8
Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-5) para la depresión mayor
Información
Referencias

El Manual de Diagnóstico y Estadística (Diagnostic and Statistical Manual, DSM) de los trastornos mentales lo publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y proporciona criterios estándar para la clasificación de trastornos mentales. Ahora se encuentra en su quinta edición, DSM-5, que se publicó en 2013.

La diapositiva representa los criterios diagnósticos para un episodio depresivo mayor según el DSM-5. Tenga en cuenta que los criterios A-C representan un episodio depresivo mayor

Criterio A (diapositiva anterior) 

Criterio B: Los síntomas provocan angustia o deterioro clínicamente significativos en áreas sociales, laborales u otras áreas de funcionamiento importantes.

Criterio C: El episodio no es atribuible a los efectos fisiológicos de una sustancia o a otra afección médica.

Nota: Las respuestas a una pérdida significativa (por ejemplo, duelo, ruina económica, pérdidas por un desastre natural, una enfermedad o discapacidad médicas graves) pueden incluir las sensaciones de tristeza intensa, rumiación psicológica sobre la pérdida, insomnio, poco apetito y pérdida de peso anotada en el criterio A, que puede parecerse a un episodio depresivo. Aunque dichos síntomas pueden ser comprensibles o considerados adecuados para la pérdida, también deben considerarse detenidamente la presencia de un episodio depresivo mayor además de la respuesta normal a una pérdida significativa. Esta decisión requiere inevitablemente el ejercicio del juicio clínico basado en los antecedentes de la persona y en las normas culturales para la expresión de la angustia en el contexto de la pérdida.

Criterio D. La aparición del episodio depresivo mayor no se explica mejor por trastorno esquizoafectivo, esquizofrenia, trastorno esquizofreniforme, trastorno delirante u otro trastorno del espectro de la esquizofrenia especificado y no especificado u otros trastornos psicóticos.

Criterio E. Nunca ha habido un episodio de maníaco ni un episodio de hipomanía. Nota: Esta exclusión no se aplica si todos los episodios de tipo maníaco o hipomaníaco son inducidos por sustancias o son atribuibles a los efectos fisiológicos de otra afección médica.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition: American Psychiatric Association. 2013
 

1 / 8
Depresión: los criterios del Manual de Diagnóstico y Estadística (DSM-IV y DSM-5) para la depresión mayor
Información
Referencias

El Manual de Diagnóstico y Estadística (Diagnostic and Statistical Manual, DSM) de los trastornos mentales lo publica la Asociación Psiquiátrica Estadounidense y proporciona criterios estándar para la clasificación de trastornos mentales. Esta diapositiva representa los criterios diagnósticos de depresión mayor de acuerdo con el DSM-IV, así como el DSM-5.

Generalmente, para diagnosticar TDM cinco (o más) de los síntomas A han estado presentes durante el mismo periodo de 2 semanas y representan un cambio desde el funcionamiento anterior: al menos uno de los síntomas es (1) estado de ánimo depresivo o (2) pérdida de interés o placer. Además, los síntomas deben causar angustia o deterioro clínicamente significativos en áreas sociales, laborales u otras áreas de funcionamiento importantes (síntoma C en el DSM-IV y el síntoma B en el DSM-5) y, el episodio no es atribuible a los efectos fisiológicos de una sustancia o a otra afección médica (síntoma D en el DSM-IV y síntoma C en DSM-5).

El DSM-5 excluyó más criterios, que estaban presentes en DSM-IV, en concreto:

  • La exclusión de duelo se ha eliminado. La edición DSM-5 caracteriza el duelo como un estresante psicológico intenso que puede provocar un episodio depresivo mayor
  • La coexistencia dentro de un episodio depresivo mayor de al menos tres síntomas maníacos (insuficientes para cumplir los criterios de episodio maníaco) es ahora reconocida por el especificador “con características mixtas”. La presencia de características mixtas en un episodio de trastorno depresivo mayor aumenta la probabilidad de que exista la enfermedad en un espectro bipolar; sin embargo, si la persona nunca ha cumplido los criterios para un episodio maníaco o hipomaníaco, se conserva el diagnóstico de trastorno depresivo mayor

Otra diferencia importante, que no aparece en esta diapositiva, es que la “distimia” está ahora bajo la categoría de “trastorno depresivo persistente”, que incluye tanto el trastorno depresivo mayor crónico como el trastorno distímico previo. La incapacidad de hallar diferencias científicamente significativas entre estas dos afecciones condujo a su combinación.

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders: DSM-IV. 4th edition:  American Psychiatric Association. 1994:866

American Psychiatric Association. Diagnostic and statistical manual of mental disorders 5th edition:  American Psychiatric Association. 2013
 

1 / 8
Depresión: clasificación de CIE-10 de la OMS de trastornos mentales y conductuales
Información
Referencias

La diapositiva representa un episodio depresivo según la clasificación CIE-10 de la OMS

Paso 1: En los episodios depresivos característicos de las tres variedades descritas (leve (F32.0), moderada (F32.1) y grave (F32.2 y F32.3), la persona normalmente sufre estado de ánimo depresivo, pérdida de interés y placer, y reducción de la energía, lo que aumenta la fatiga y reduce la actividad. Un cansancio marcado después de solo un ligero esfuerzo es frecuente. 

Paso 2: Otros síntomas comunes se enumeran en el Paso 2 (a-g):

(a) menor concentración y atención;
(b) menor autoestima y autoconfianza;
(c) ideas de culpa e inutilidad (incluso en un tipo leve de episodio);
(d) visión lúgubre y pesimista del futuro;
(e) ideas o actos de autolesión o suicidio;
(f) trastorno del sueño
(g) disminución del apetito.

Paso 3: La CIE-10 diferencia el diagnóstico en los episodios depresivos de intensidad leve (F32.0), moderada (F32.1) y grave (F32.2 y F32.3). Deben utilizarse únicamente para un único episodio depresivo (primero). Los episodios depresivos adicionales deben clasificarse bajo una de las subdivisiones del trastorno depresivo recurrente (F33.-). Estos grados de intensidad se especifican para cubrir una amplia gama de estados clínicos que se encuentran en diferentes tipos de la práctica psiquiátrica. Las personas con episodios depresivos leves son frecuentes en la atención primaria y en ámbitos médicos generales, mientras que las unidades psiquiátricas de pacientes hospitalizados tratan en gran medida con los pacientes que sufren los grados graves.

WHO. ICD-10 Classification .1993. Available from: http://www.who.int/classifications/icd/en/GRNBOOK.pdf. Accessed April 2016

1 / 8
La depresión puede evaluarse desde diferentes perspectivas
Información
Referencias

Esta diapositiva resalta las diferencias en la evaluación del estado de depresión según la perspectiva. Por ejemplo, en los estudios de tratamiento de depresión, la remisión suele definirse de forma específica, basándose en las puntuaciones de las escalas de intensidad de los síntomas. Sin embargo, los pacientes tratados en la práctica clínica definen el concepto de remisión de forma más amplia y consideran el estado funcional, la capacidad de afrontamiento y la satisfacción de la vida como indicadores importantes del estado de remisión.

Danner M, et al. Int J Technol Assess Health Care. 2011, Integrating patients’ views into health technology assessment: Analytic hierarchy process (AHP) as a method to elicit patient preferences:27(4):369–75

Zimmerman M, et al. Why do some depressed outpatients who are in remission according to the Hamilton Depression Rating Scale not consider themselves to be in remission? J Clin Psychiatry. 2012;73:790–95

Zimmerman M, et al. Symptom differences between depressed outpatients who are in remission according to the Hamilton Depression Rating Scale who do and don’t consider themselves to be in remission: J Affect Disord. 2012;142:77–81.

1 / 8
Instrumentos de detección frecuentes para el TDM
Información
Referencias

Una revisión de la literatura de 2002 halló que la mediana de sensibilidad en 16 instrumentos, incluidos BDI, CES-D, SDS y GDS, fue del 85 %, que oscila entre el 50 % y el 97 %, mientras que la mediana de especificidad fue del 74 %, que oscila entre el 51 % y el 98 %.[Radloff, 2013] En este tema se revisarán las herramientas de detección más frecuentes, incluidas las siguientes:

Hamilton M. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1960,23:56-62

Montgomery & Åsberg Brit J Psychiatry 1979; 134: 382-389

Poznanski et al. Pediatrics 1979; 164: 442-450

Beck et al Arch Gen Psychiatry. 1961 Jun. 4:561-71

Yesavage et al. J Psychiatr Res 1983; 17: 37-49

Radloff LS. Appl Psych Meas 1977; 1: 385–401; (7) Williams et al. Gen Hosp Psychiatry. 2002 Jul-Aug. 24(4):225-37; (8) Youngstrom  et al. Jof Child & Adoles Psychopharm 2013; 23: 72-79.

1 / 8
Escala de Valoración de la Depresión de Hamilton (Hamilton Depression Rating Scale, HAMD)
Información
Referencias

La escala de evaluación de la depresión de Hamilton es la escala de entrevista más utilizada, desarrollada en 1960 para medir la intensidad de la depresión en una población de pacientes hospitalizados. Desde entonces, se han adaptado muchas versiones, incluidas guías de entrevistas estructuradas, formularios de autoinforme y versiones informatizadas. Las versiones modificadas ampliamente utilizadas incluyen:
Escala de Valoración de la Depresión de Hamilton y Escala de Melancolía de Bech-Rafaelsen (HAM-DMES), 23 elementos que miden la gravedad de los síntomas depresivos, incluidos los síntomas melancólicos[Bech et al., 1986]
Escala de Valoración de la Depresión de Hamilton (Hamilton Depression Rating Scale, HAM-D24), 24 elementos que miden la gravedad de los síntomas depresivos, incluyendo inutilidad, desesperación e inutilidad[Miller et al., 1984]

En la escala original administrada por el médico, los primeros 17 elementos se cuentan para la puntuación total, mientras que los elementos 18-21 se utilizan para una mayor calificación de la depresión. Se tarda entre 20 y 30 minutos en administrar la escala. Las puntuaciones de 0 a 7 se consideran normales y las puntuaciones superiores o iguales a 20 indican depresión moderadamente grave. Cada elemento se puntúa en una escala de 5 puntos, que representa síntomas ausentes, leves, moderados o graves, o en una escala de 3 puntos, que representa ausentes, leves o dudosos, y síntomas claramente presentes. La HDRS contiene un número relativamente grande de síntomas somáticos y relativamente pocos síntomas cognitivos o afectivos.[Williams, 2001; Hamilton, 1960] Los 21 elementos que evalúa son los siguientes:

  • Estado de ánimo deprimido
  • Sentimientos de culpa
  • Ideas suicidas
  • Insomnio
  • Trabajo y actividades
  • Retraso psicomotor
  • Agitación psicomotriz
  • Ansiedad psicológica
  • Ansiedad somática
  • Síntomas gastrointestinales
  • Síntomas somáticos generales
  • Síntomas genitales
  • Hipocondriasis
  • Pérdida de percepción
  • Pérdida de peso
  • Variación diurna
  • Despersonalización y desrealización
  • Síntomas paranoides
  • Síntomas obsesivos y compulsivos

Williams JW. Eur Arch Psychiatry Clin Neurosci. 2001. 251 (suppl 2):116

Hamilton M. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1960,23:56-62

Bech et al. Mini-compendium of rating scales for states of anxiety, depression, mania, schizophrenia with corresponding DSM-III syndromes Act Psych Scand, 1986. 73 (suppl 326):22-28

Miller et al. The modified Hamilton rating scale for depression: reliability and validity. Psych Res 1984,14:131-142

1 / 8
Escala de Montgomery-Åsberg para la Evaluación de la Depresión (Montgomery-Åsberg Depression Rating Scale, MADRS)
Información
Referencias

La MADRS es una escala de calificación de diez elementos diseñada para evaluar la intensidad de los síntomas en la enfermedad depresiva y ser sensible a los efectos del tratamiento. Los elementos de la escala evalúan la tristeza aparente, la tristeza notificada, la tensión interna, la reducción del sueño, la reducción del apetito, las dificultades de concentración, la debilidad, la incapacidad de sentir, los pensamientos pesimistas y los pensamientos suicidas. Los síntomas se puntúan en una escala de 7 puntos de 0 (sin síntomas) a 6 (síntoma intenso). Las definiciones de intensidad se proporcionan en intervalos de dos puntos. La puntuación total de los diez elementos oscila entre 0 y 60. Un médico experimentado puede utilizar la MADRS después de una sesión de formación. Se tarda aproximadamente entre 15 y 20 minutos en administrar y valorar la MADRS.

Montgomery SA, Åsberg M. A new depression scale designed to be sensitive to change. Brit J Psychiatry 1979; 134: 382-389

1 / 8
Escala de Valoración de la Depresión Infantil - Revisada (CDRS-R)
Referencias

Poznanski EO, Cook SC, Carroll BJ. A depression rating scale for children. Pediatrics 1979; 164: 442-450. 

1 / 8
Inventario de Depresión de Beck (BDI-II)
Información
Referencias

El inventario de Depresión de Beck[Beck et al., 1961] es la escala de autoevaluación más utilizada, desarrollada en 1961 por Aaron Beck, basada en los síntomas que observó con frecuencia entre los pacientes con depresión.

El BDI consta de 21 elementos de síntomas emocionales, de comportamiento y somáticos que se administran de 5 a 10 minutos. Los elementos se puntúan de 0 a 3 y miden el estado de ánimo, el pesimismo, el sentido del fracaso, la falta de satisfacción, los sentimientos de culpabilidad, el sentimiento de castigo, el odio hacia uno mismo, las autoacusaciones, los deseos autopunitivos, las crisis de llanto, la irritabilidad, el aislamiento social, la indecisión, la imagen corporal, la inhibición del trabajo, la alteración del sueño, la fatiga, la pérdida de apetito, la pérdida de peso, la ocupación somática y la pérdida de libido.

Las puntuaciones de 10-18 indican depresión leve, de 19-29 indican depresión moderada y mayor de 30 indican depresión grave[Beck et al., 1961]. Se han desarrollado otras versiones, incluido el Inventario de Depresión de Beck II[Beck et al., 1996], una revisión del BDI de 1996 en respuesta a la cuarta edición del DSM, y el Inventario de Depresión de Beck para la Atención Primaria[Steer et al., 1999]. El BDI-II se puntúa de la misma manera que el BDI, pero los valores de corte difieren ligeramente. El BDI-PC es una escala de 7 elementos de detección para pacientes ambulatorios de atención primaria, con un valor de corte de 4 puntos para la depresión mayor. Un estudio halló una tasa de sensibilidad del 97 % y una tasa de especificidad del 99 % para identificar a los pacientes con depresión mayor[Beck et al., 1996] (El BDI está protegido por derechos de autor).

Beck et al. An inventory for measuring depression.Arch Gen Psychiatry. 1961 Jun. 4:561-71

Steer RA, Cavalieri TA, Leonard DM, Beck AT. Use of the Beck Depression Inventory for Primary Care to screen for major depression disorders. Gen Hosp Psychiatry. 1999 Mar-Apr. 21(2):106-11.

Beck A, Steer R, Brown G. Manual for the Beck Depression Inventory-II. San Antonio, Tex: Psychological Corporation; 1996.

1 / 8
Escala de Depresión Geriátrica (Geriatric Depression Scale, GDS)
Información
Referencias

La Escala de Depresión Geriátrica (Geriatric Depression Scale, GDS) se desarrolló específicamente para su uso en poblaciones geriátricas, originalmente como una escala de 30 elementos. Se modificó una escala de 15 elementos, que se ha utilizado ampliamente. La GDS se redujo más tarde a 5 elementos, de modo que los pacientes ancianos la recibieran mejor. Las preguntas solo proporcionan respuestas “sí” o “no”, lo que facilita la comprensión en comparación con las respuestas de elección múltiple.

La escala de 5 elementos tiene una sensibilidad del 94 %, una especificidad del 81 % y demostró una conformidad significativa en el diagnóstico clínico de depresión con la escala de 15 elementos. La escala de 5 elementos se puntúa con 1 punto para una respuesta “no” en la primera pregunta o una respuesta “sí” en las preguntas restantes. Una puntuación superior o igual a 2 es una detección positiva para la depresión[Rinaldi et al., 2003, Yesavage et al., 1983].

Yesavage JA, Brink TL, Rose TL, Lum O, Huang V, Adey M, et al. Development and validation of a geriatric depression screening scale: a preliminary report. J Psychiatr Res 1983; 17: 37-49.

Rinaldi P, Mecocci P, Benedetti C, Ercolani S, Bregnocchi M, Menculini G. Validation of the five-item geriatric depression scale in elderly subjects in three different settings. J Am Geriatr Soc. 2003 May. 51(5):694-8.
 

1 / 8
Escala de Depresión del Centro de Estudios Epidemiológicos (Center for Epidemiologic Studies Depression Scale, CES-D)
Referencias

Radloff LS. Appl Psych Meas 1977; 1: 385–401

Van Dam & Earleywine. Psychiatry Res. 2011. 186(1):128-32
 

1 / 8
Cuestionario de Salud del Paciente (Patient Health Questionnaire, PHQ2 o PHQ9)
Referencias

Kroenke K, Spitzer RL, Williams JB. The Patient Health Questionnaire-2: validity of a two-item depression screener. Med Care. 2003 Nov. 41(11):1284-92.

Gilbody S, Richards D, Brealey S, Hewitt C. Screening for depression

Williams JW Jr, Pignone M, Ramirez G, Perez Stellato C. Identifying depression in primary care: a literature synthesis of case-finding instruments. Gen Hosp Psychiatry. 2002 Jul-Aug. 24(4):225-37.sion in medical settings with the Patient Health Questionnaire (PHQ): a diagnostic meta-analysis. J Gen Intern Med. 2007 Nov. 22(11):1596-602
 

1 / 8
Inventario de Comportamiento General, Escala de Depresión de 10 elementos (General Behavior Inventory 10-Item Depression Scale, GBI-10D)
Referencias

Youngstrom EA, Zhao J, Mankoski R., Forbes RA, Marcus RM, Carson W, et al. Clinical significance of treatment effects with aripiprazole versus placebo in a study of manic or mixed episodes associated with pediatric bipolar I disorder Journal of Child & Adolescent Psychopharmacology 2013; 23: 72-79.
 

1 / 8
Las escalas de valoración de la depresión miden la reducción de los síntomas en los ensayos clínicos, pero raramente se utilizan en la práctica clínica
Información
Referencias

Esta diapositiva destaca que las escalas de valoración utilizadas para el estado de ánimo o la depresión en concreto se utilizan ampliamente en ensayos clínicos. Estas escalas están validadas, cumplen con el propósito clínico y de investigación general y tienen una fiabilidad probada. Sin embargo, el valor práctico, la interpretabilidad y la viabilidad en la práctica clínica son cuestión de debate y se han cuestionado.

Furukawa TA. J Psychosom Res. 2010;68(6);581-589

Snaith P. Br J Psychiatry. 1993;163:293-298

Demyttenaere K, De Fruyt. Pscyhother Psychosom. 2003;72(2):61-70

Montgomery SA, et al. Br J Psychiatry. 1979;134:382-389

Hamilton M. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1960;23:56-62

Poznanski et al. Pediatrics 1979; 164: 442-450. 

1 / 8
Hay múltiples maneras de medir los resultados clínicos en la depresión
Información
Referencias

Esta diapositiva describe la diferencia en la evaluación de resultados basada en la perspectiva de los médicos o de los pacientes. Al describir el resultado del tratamiento para la depresión, se realiza una distinción entre la respuesta y la remisión. La respuesta al tratamiento se define comúnmente como una mejoría del 50 % o más en las puntuaciones de las mediciones de los síntomas, como la Escala de valoración de Hamilton para la evaluación de la depresión (HDRS) (Hamilton Depression Rating Scale, HDRS), mientras que la remisión se define normalmente como una puntuación por debajo de un valor de corte predeterminado en la escala. A lo largo de los años, se han utilizado muchas puntuaciones de corte en la HDRS para definir la remisión; sin embargo, desde la publicación de las recomendaciones de Frank y colaboradores, se ha producido un consenso general para definir la remisión en el HDRS de 17 elementos como una puntuación de 7 o menos. Reconocer la remisión entre los pacientes que han respondido al tratamiento es clínicamente importante, ya que la presencia de síntomas residuales en los pacientes que responden al tratamiento pronostica una mayor probabilidad de recaída y una mayor morbilidad psicosocial. Teniendo en cuenta la importancia clínica de los síntomas residuales, los expertos en el tratamiento de la depresión han sugerido que lograr la remisión de los síntomas debe considerarse el objetivo principal. Sin embargo, algunos pacientes que cumplen con las definiciones de remisión basadas en los síntomas experimentan niveles bajos de síntomas o deterioro funcional o deficiencias en la capacidad de afrontamiento, lo que justifica una modificación en el tratamiento. Estos hallazgos requieren precaución en el uso exclusivo de definiciones de remisión basadas en los síntomas para guiar la toma de decisiones sobre el tratamiento en la práctica clínica[Zimmermanet al., 2012a; Zimmermanet al., 2012b].

El estudio PAJ incluyó dos talleres de PAJ, uno con doce pacientes y uno con siete profesionales sanitarios. En estos talleres, tanto los pacientes como los profesionales valoraron sus preferencias con respecto a la importancia de los diferentes criterios de valoración del tratamiento antidepresivo mediante una comparación por pares de los criterios de valoración individuales. Estas comparaciones se realizaron y evaluaron mediante el método de PAJ y se generaron pesos relativos para cada criterio de valoración. La “respuesta” se calificó como el criterio de valoración más importante en el grupo de pacientes, seguido del criterio de valoración de “mejora de la función cognitiva”. El criterio de valoración de “remisión” recibió la mayor ponderación dentro del grupo de profesionales, seguido de “evitar la recaída”. Los profesionales valoraron “disfunción sexual” como más baja, al igual que los pacientes. En ambos grupos del taller, hubo una buena coherencia en los resultados (CR<0,1). El conjunto de seis medidas de resultados relevantes para el paciente más importantes fue el mismo para ambos grupos. Tres de ellos están relacionados con la eficacia: respuesta, remisión y ausencia de recaída. Tres están relacionados con diferentes aspectos de la calidad de vida: mejora del funcionamiento social, mejora de la función cognitiva y reducción de la ansiedad.

Por lo tanto, los pacientes consideraron una recuperación del nivel normal de funcionamiento, el afrontamiento de los factores estresantes diarios de la vida, y la presencia de características de bienestar mental positivo como la autoconfianza y el optimismo como iguales si no había indicadores más importantes de remisión como una resolución de los síntomas de depresión.

Sanderson WC. Behav Modif. 2003;27(3):290-299

Barlow DH, et al. Behav Res Ther. 1999;37(Suppl 1):S147-S162

Herbert JD, Gaudiano BA. J Clin Psychol. 2005;61(7):893-908

Danner M, et al. Int J Technol Assess Health Care. 2011:27(4):369–75

Zimmerman M, et al. J Clin Psychiatry. 2012;73:790–95

Zimmerman M, et al. J Affect Disord. 2012;142:77–81

1 / 8
Deterioro funcional en el TDM
Referencias

Sheehan DV. Importance of Restoring Function in Patients With Major Depressive Disorder. J Clin Psychiatry. 2016 Jul;77(7):e908.3.
 

1 / 8
La psicopatología notificada por el paciente es significativa entre los criterios clínicos de remisión
Información
Referencias

Esta diapositiva muestra datos que demuestran que los pacientes que cumplieron los criterios clínicos de remisión y los pacientes que no se consideraron en remisión presentaban una intensidad significativamente mayor de los síntomas y los niveles de ansiedad que los que se consideraron en remisión, lo que demuestra que la definición de remisión de la HAM-D17 podría no coincidir con la visión de bienestar de los pacientes.[Zimmerman et al., 2012]

Remisión: equivalente a ≤7 en la Escala de Valoración de Hamilton para la Depresión de 17 elementos [HAM-D17]

Antecedentes del estudio:

  • Se entrevistó a 274 pacientes psiquiátricos ambulatorios con diagnóstico de trastorno depresivo mayor según DSM-IV, que estaban en tratamiento en curso 
  • Los autores valoraron a los pacientes en HAM-D17, DSM-IV y la Escala de Evaluación de la Actividad Global, EEAG (Global Assessment of Functioning, GAF)
  • En los pacientes se evaluaron los síntomas depresivos y de ansiedad, el funcionamiento psicosocial y la calidad de vida
  • Los pacientes completaron siete escalas de autoevaluación: 
  • Un formulario demográfico, que incluía una pregunta sobre la percepción del paciente en cuanto a si se encontraban actualmente en remisión de depresión
  • La Escala de Resultados de Depresión Clínicamente Útil (CUDOS), una breve medida de la gravedad de la depresión que evalúa los síntomas de DSM-IV de trastorno depresivo mayor 
  • El Inventario Rápido de Sintomatología Depresiva (QIDS), una medida fiable y válida de los criterios de síntomas de DSM-IV de trastorno depresivo mayor 
  • La Escala de Resultados de Ansiedad Clínicamente Útil (CUXOS), medida general de ansiedad psíquica y somática más que una escala específica del trastorno 
  • Índice Global de Gravedad de la Depresión del Paciente (Patient Global Index of Severity of Depression, PGI) 
  • Las subescalas de funcionamiento psicosocial y calidad de vida del Inventario Diagnóstico de Depresión (Diagnostic Inventory for Depression, DID), una escala de autoinforme diseñada para evaluar los criterios de inclusión de síntomas de DSM-IV para un episodio depresivo mayor, evaluar el deterioro psicosocial debido a depresión y evaluar la calidad de vida subjetiva
  • El Cuestionario de Remisión de la Depresión (RDQ) consta de 41 elementos que evalúan múltiples componentes de remisión, como la salud mental positiva, los niveles de síntomas y la capacidad de afrontamiento

Zimmerman M et al. Symptom differences between depressed outpatients who are in remission according to the Hamilton Depression Rating Scale who do and don’t consider themselves to be in remission J Clin Psychiatry 2012;73:790–795

1 / 8
La definición del éxito del tratamiento en la depresión ha evolucionado
Información
Referencias

Esta diapositiva ilustra que la definición del éxito del tratamiento ha evolucionado desde la década de 1970, cuando una reducción de la intensidad de los síntomas era la principal prioridad del tratamiento. Ahora se acepta que el éxito del tratamiento requiere más que mejora sintomática, con una recuperación funcional completa como objetivo final; un cambio que refleja la importancia creciente de considerar la perspectiva del paciente en las decisiones de tratamiento.

Nierenberg AA & DeCecco LM. J Clin Psychiatry 2001;62(suppl 16):5–9

Hawley CJ et al. J Affect Disord 2002;72(2):177–184

Saltiel PF & Silvershein DI. Depress Anxiety 2012;29(7):638–645
 

Country selection
We are registering that you are located in Brazil - if that's correct then please continue to Progress in Mind Brazil
You are leaving Progress in Mind
Hello
Please confirm your email
We have just sent you an email, with a confirmation link.
Before you can gain full access - you need to confirm your email.
The information on this site is exclusively intented for health care professionals.
All the information included in the Website is related to products of the local market and, therefore, directed to health professionals legally authorized to prescribe or dispense medications with professional practice. The technical information of the drugs is provided merely informative, being the responsibility of the professionals authorized to prescribe drugs and decide, in each concrete case, the most appropriate treatment to the needs of the patient.
Congress
Register for access to Progress in Mind in your country